MEDIUM

De un tiempo a esta parte, más notoriamente desde la digitalización de imágenes, la fotografía ha potenciado su dimensión narrativa versus su dimensión descriptiva o de registro. Si hubo un tiempo en que se privilegiaba la captura directa y el encuadre objetivo sobre el estado real de las cosas, en la actualidad se asienta un giro expresivo donde aparece la ficción como contraste de la “realidad” y la escenificación como forma de conocer el mundo. De esta manera y a partir de diferentes especializaciones, como la intervención, la apropiación o el uso de nuevas tecnologías, la fotografía viene construyendo mundos y universos casi imposibles, provocando al espectador con una manifiesta intención reflexiva.

Si asistimos, entonces, a una contemporaneidad donde la espectacularización de las imágenes está a la orden del día, presentando renovadas ideas y sensaciones sobre nuestra realidad, en la muestra que presentamos, encontraremos percepciones que indagan más allá de nuestro alrededor tangible. Espiritualidad y fantasmagoría sobrevuelan los proyectos que conforman Médium y no sólo nos otorgan otra posible visión del ¨aquí ¨ y el “más allá” sino que también nos interpelan sobre los límites de la representación fotográfica y la forma en que este medio opera sobre espacios invisibles y realidades no manifiestas.

En su versión más aceptada (Wikipedia), Médium es un individuo de cualquier edad, género, educación o cultura, del que se asegura le es posible establecer contacto con porciones significativas de su inconsciente, y que le permiten desde allí acceder a realidades no ordinarias y eventualmente comunicarlas. En definitiva, una figura que media y explora nuevas posibilidades del ser. La realidad no es única y lxs fotógrafxs lo sabemos. Lo sabemos todxs. Existen alternativas feministas, económicas, sociales y políticas que se están manifestando como hace años, pero con una diferencia: están mediatizadas e hipervinculadas. Reconocer la existencia de una otredad posible, resulta un ejercicio pertinente para deconstruir, de forma colectiva, un momento único que exige hacer circular nuevos imaginarios.

Si hubo un tiempo en que la fotografía autoral tuvo valor como pieza individual y objetiva, la nueva época viene a dar paso a un entramado más complejo en su discurso y más abstracto en su materialidad, reducida literalmente a bits digitales intangibles, si, pero sobre todo, a pensamientos y emociones conectados a una red global. La red es inmensamente gigante y esto amplifica el alcance de la fotografía autoral de manera exponencial, y también la desafía; porque esa red no sólo es diversa, sino también porque le exige ampliar su lenguaje, reinventarse y, sobre todo, ser parte. Y en ese ser parte la fotografía acumula otro reto: ser parte sin ser una más. Esto no tiene que ver con la originalidad ni con la innovación necesariamente, sino con la retórica, con el compromiso artístico y social dentro de una dinámica aún institucionalizada. En este sentido, el análisis de las obras de Shannon Taggart, Fredi Casco, Smith, Asger Carlsen y Humberto Ríos parece una terapia necesaria para tomar conciencia del carácter transformador de toda imagen y su capacidad para hacernos preguntas. Resulta oportuno ensayar nuevas respuestas a través de la imagen como una acción simbólica, desnaturalizándola, resignificándola, y siempre, pero siempre, apelando a la participación intelectual e interpretativa del público, donde la representación se completa lúcida y mancomunadamente.

Sobre la Exhibición y lxs Autorxs

Proponemos esta exhibición como una experiencia que nos plantee -muchas- mas preguntas que respuestas. La primera sería entonces si la fotografía puede concebirse como una experiencia espiritual. ¿Pueden ser vislumbrados estos proyectos como actos de fe hacia la trascendencia o el entendimiento del mundo? ¿Porqué si se me permite la afirmación serían espirituales? Ciertamente, pareciera que lxs autores que presentamos en esta exhibición quisieran cuestionarnos sobre la consciencia del universo, las creencias que de ella emanan y nuestro propio origen y destino.

Basado en una historia real, Wrong de Asger Carlsen (Dinamarca, 1973) nos plantea una perspectiva inquietante y angustiante de lo cotidiano. Sutilmente surrealistas, las imágenes de este autor se nos plantean como alucinaciones distópicas de una existencia propia y visionaria. La formalización de sus imágenes, monocromáticas y de tinte más bien clásico, contribuyen a que observemos esta realidad como un universo posible. En Hester (el segundo proyecto del autor y que también presentamos parcialmente en la tercera edición del Festival San José Foto) profundiza en esta vía, derribando esta noción y cuestionando aún más, si cabe, al medio fotográfico: el cuerpo y el desnudo visto desde la revelación escultórica. Si en Wrong se nos planteaba la veracidad de las imágenes, en Hester continua cuestionándola e interpelándonos, provocando que revisemos en clave histórica (a través de los cánones clásicos del desnudo en la historia en este caso) quiénes son los que la escriben.

Retornar al origen. Es en la fiesta del Arete Guasu de la comunidad chiriguano del Chaco Paraguayo, zona árida que conforma gran parte del territorio del país Sudamericano, donde Fredi Casco (Paraguay, 1967) se adentra para explorar y desarrollar su icónico proyecto Chaco Fantasma. Zona mitológica por excelencia de un territorio devastado, escenario de batallas cruentas e injusticias sistemáticas por parte de colonos y latifundistas, son el escenario en el que esta comunidad realiza sus ritos sincretizados y el espacio donde Casco nos invita, sin miramientos ni exotismo, a acercarnos a un otro que se presenta tan real como concretas se presentan sus imágenes desenfocadas. El resultado son imágenes misteriosas y espectrales que nos recuerdan y remarcan en cada retrato la raíz originaria de nuestro continente americano.

En el inicio de la era postcolonial  los avances científicos empezaban a dar que hablar en las sociedades ¨ cultas ¨ de las urbes. Misma etapa en que los retratos y procesos fotográficos de Daguerre y Talbot presentaban estas nuevas realidades y diversos cultos se dotaron de herramientas para otorgarle sentido a su existencia. El culto a lo divino, a lo místico y a lo sagrado, contribuyó a otorgarle al proceso ¨ mágico ¨ de la fotografía mayor fantasía respecto a la concepción de la vida y la muerte. Estos nuevos procesos descriptos por diversos periodistas del S.XIX como Necromancia son el titulo y contexto que da nombre a la serie de Humberto Ríos (México, 1983) que presentamos en esta exhibición. Intervención sobre archivo fotográfico de retratos para su posterior ¨materialización como una imago; retratando posteriormente la sombra proyectada en la pared que emana de sus cuerpos ¨ son establecidos por parte del autor como acto simbólico de resucitación, permitiéndole sentir las presencias que emanan de las sombras de los cuerpos fotografiados y manifestándose de forma tan real como lo fueron en vida.

Spectographies es el siguiente proyecto que presentamos en Médium y donde nos encontramos una vez más frente a una obra cargada de atributos, figuras fantásticas y fantasmagóricas. El trabajo transdiciplinar de Smith (Francia, 1985) se caracteriza por generar una reflexión plástica en torno a la identidad y el desorden en relación a la idea del otro. Smith nos presenta una poética visual cargada de elementos simbólicos que nos permiten experimentar su obra desde la fina línea que separa la verdad de la ficción. Arte híbrido, uso de nuevas tecnologías e intervención nos confrontan y entregan imágenes sombrías y estridentes por igual, generando una estética de la contemplación, de lo visible e intangible frente a lo mágico y los roles de genero que emanan de la subjetividad más profunda.

Comunicación con el aquí y el más allá.  Concluimos esta selección de autorxs con el extenso proyecto que hace 17 años Shannon Taggart (Estados Unidos) viene desarrollando sobre el credo espiritista. A través de la sistematización metódica de imágenes, archivos y videos,  y sobre la información que le presentan lxs integrantes de las comunidades espiritistas con las que trabaja y de la cual forma parte. Sesiones mediúmnicas, curaciones, transfiguraciones y desdoblamientos de elementos conforman tan solo una parte de la representación de este universo detallado en profundidad. La autora nos introduce de una manera compleja, provocadora y punzante, en el universo espiritista. Religión que históricamente  y desde sus inicios en Francia del  S.XIX y hasta el al día de hoy, lucha por la abolición de toda estructura jerarquizada en el seno de las religiones minoritarias: Entiéndase religión subalterna o minoritaria a todo grupo espiritual no mayoritario y no avalado por la mayoría.

Nicolás Janowski.